Advocaciones Marianas:Nuestra Señora de Fátima

Rocío de la mañana: Escucha esta hermosa canción interpretada por Luisa y Roberto Huertas del Ministerio Musical "Immah" y dedicada a la Virgen María.. .

Mayo 13: Nuestra Señora de Fátima


Apariciones de la Santísima Virgen María (1917)
La Virgen de Fátima (también llamada Nuestra Señora del Rosario de Fátima, o Nossa Senhora de Fátima en portugués) es una advocación con que se venera a María, y se originó en una serie de apariciones que tres niños pastores, Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto afirmaron haber tenido en Fátima entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917,las que confirieron fama mundial a esta advocación.
En preparación para las apariciones de Nuestra Señora, un ángel quien se identificó como el Ángel de Portugal, le habló en primer lugar a los niños diciéndoles: "No teman. Yo soy el ángel de la Paz. Recen conmigo".

Luego el se arrodilló, doblándose hasta tocar el suelo con su frente y rezó: "Dios mío, yo creo, yo adoro y yo te amo!, te pido perdón por aquellos que no creen, no adoran, no confían y no te aman!" El dijo esta oración tres veces. Cuando se paró, le dijo a los niños "Recen así. Los corazones de Jesús y María están atento a la voz de sus súplicas" El dejó los niños quienes empezaron a decir esta oración frecuentemente.

Casi 8 meses pasaron desde la última aparición del Ángel. Lucía, Francisco y Jacinta continuaron a obrar lo que el ángel les había enseñado, orando al Señor. Lucía tenía ahora 10 años, Francisco nueve en Junio y Jacinta acababa de cumplir siete en marzo cuando el 13 de mayo de 1917, decidieron de llevar sus ovejas en unas colinas que pertenecían al padre de Lucía conocidas como Cova da Iria, o Ensenada de Irene. Fue ahí, solo con una excepción, donde la Santísima Virgen bajo el nombre de Nuestra Señora del Rosario se les apareció en seis ocasiones en 1917, y una novena vez en 1920 (sólo a Lucía).


Tan importante como el lugar y el momento eran la situación a nivel mundial. En esos momentos la Primera Guerra Mundial hacía estragos en Europa, conduciendo a la humanidad a la forma más salvaje de guerra vista hasta el día de hoy. En la lejanía de Moscú, Lenin preparaba la revolución que volcó el orden social Ruso en Noviembre de 1917 y en la que se sumergió eventualmente casi la mitad de los habitantes de esta tierra. Fue en este contexto en el que el cielo intercede por la tierra para proveer el mensaje de Fátima…


San Juan Pablo II y la Virgen de Fátima…

ROMA, 13 May. 14 / 12:46 pm (ACI).- Un día como hoy hace 33 años, cuando San Juan Pablo II recorría la Plaza de San Pedro a bordo del papamóvil saludando a los peregrinos, fue herido gravemente de bala por los disparos del turco Alí Agca. El Pontífice se salvó de morir en el día en que la Iglesia celebra a la Virgen de Fátima, 13 de mayo.
Como recordara años atrás el ex secretario de San Juan Pablo II y ahora Arzobispo de Cracovia (Polonia), Cardenal Stanislaw Dziwisz, luego del atentado del 13 de mayo de 1981, el Papa Wojtyla se acercó más a la devoción por la Virgen de Fátima convencido de que Santa María lo protegió del disparo.
También el Sumo Pontífice Emérito, Benedicto XVI en mayo 2006 durante un ángelus dominical recordó que el Papa Wojtyla “sintió haber sido milagrosamente salvado de la muerte gracias a la intervención de “una mano maternal”.
El Papa peregrino señaló en una oportunidad que "cuando fui alcanzado por la bala no me di cuenta en un primer momento que era el aniversario del día en que la Virgen se apareció a tres niños en Fátima", subrayando que fue su secretario personal quien se lo dijo después de la operación en la que le extrajeron un proyectil del intestino.
Fueron cuatro balas las que alcanzaron a San Juan Pablo II, dos de ellas se alojaron en su intestino, otra impactó en su brazo derecho y la cuarta bala en la mano izquierda.
Durante su etapa de convalecencia, San Juan Pablo II estudió al detalle los informes de las apariciones de Fátima y al año del atentado viajó por primera vez a Fátima (Portugal) para "agradecer a la Virgen su intervención para la salvación de mi vida y el restablecimiento de mi salud".
En diciembre de 1983, el Santo visitó y perdonó en la cárcel a Agca quien expresó: "¿Por qué no murió? Yo sé que apunté el arma como debía y sé que la bala era devastadora y mortal. ¿Por qué entonces no murió? ¿Por qué todos hablan de Fátima?"
En 1984, el Papa Wojtyla formalizó su devoción y agradecimiento a la Virgen donando al santuario de Fátima la bala que le extrajeron y que fue engarzada en la aureola de la corona de la imagen.
La faja blanca que el Pontífice llevaba el día del atentado, fue donada al Santuario Mariano polaco de Jasna Gora, cuya Virgen es venerada desde hace siglos por sus compatriotas como símbolo de la unidad nacional.
En 2001 la justicia italiana extraditó a Turquía a Alí Agca, después que San Juan Pablo II intercediera por él ante el Presidente de Italia. Agca había pasado 20 años en una cárcel del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada